Castillo Sancti Petri | En escena
349781
page-template-default,page,page-id-349781,eltd-cpt-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

En escena

Como espacio de ocio global, dedicamos especial interés a la promoción y difusión de la cultura en su más amplio espectro. No somos un auditorio, ni una sala de conciertos, ni un teatro; sin embargo, en el Castillo Sancti Petri puedes disfrutar de diferentes expresiones y prácticas artísticas, buena música, representaciones teatrales, así como todo tipo de espectáculos de cerca, actividades de formación, fomento, divulgación y difusión de la creación. Nuestro aforo reducido permite que puedas recrearte con un concierto íntimo, una obra de teatro, un monólogo o un  espectáculo de danza cualquier día del año, gracias a que estamos en la zona de España que disfruta de más horas anuales de sol. ¡Por algo somos la Costa de la Luz!.

Cualquier evento artístico en el Castillo Sancti Petri es un acierto, su atmósfera consigue que el artista se una a él, y que las sensaciones del espectador sean todavía más intensas. Apostamos por la diversidad cultural, diferentes tipos y formatos, un universo de actividades al borde de la cultura, de docencia, de estímulos y de extensión de las artes. No buscamos todos los públicos, un imposible conceptual, ni un público selecto, sino muchos públicos, públicos interesados.

Durante las mañanas de los fines de semana de otoño, invierno y primavera, el Castillo Sancti Petri se convierte en un espacio idílico de la costa gaditana para disfrutar de todo tipo de espectáculos, gracias a sus vistas continuas al mar, el blanco predominante en su estructura, su cuidada selección artística y la posibilidad de adecuación de sus terrazas. Todo es posible en el Castillo Sancti Petri, las opciones son infinitas: monólogos de artistas consagrados, espectáculos de humor, magia y cuenta-cuentos; encuentros de grupos de salsa y baile de salón; en Navidad no falta la tradicional candela a la que arroparse degustando tortas de Nochebuena y un buen brandy jerezano al ritmo de villancicos flamencos; carnavales en febrero; conciertos de artistas emergentes que, a menudo, tienen en el Castillo Sancti Petri su primera oportunidad para mostrarse en directo, así como bandas independientes, nacionales e internacionales, que presentan sus trabajos en circuitos de aforo reducido; nóveles copleros; todo tiene cabida en el universo artístico del Castillo Sancti Petri.

 

 

Para las puestas de sol apostamos por el relax y el confort que ofrecen la música chill out, lounge, ambient y house. DJ´s, artistas y grupos convierten este espacio cargado de energía y buenas vibraciones en un mirador inmejorable donde la armonía de los sonidos, la exaltación de los sentidos y una sublime forma de sentir la música ennoblecen sus cálidos atardeceres. Apto para los que un segundo es tan importante como un día entero; para los adictos al selfie y las redes sociales; para quienes lo quieren ver todo y no se quieren perder nada; para los que encuentran la felicidad en la perfección de un instante.

En las noches de verano, las posibilidades que ofrece el Castillo Sancti Petri son infinitas. Gracias a la escasa contaminación lumínica, las noches de Luna nueva lo convierten en el escenario perfecto para cinéfilos. Poder disfrutar de sesiones de cine independiente al aire libre, con la brisa nocturna y mientras escuchas a lo lejos el suave murmullo de las olas, no tiene precio. En “sillas de playa” o sobre el suelo del Patio de la Avanzada descubrirás una nueva forma de ver cine que seguro te enganchará. Durante los días de Luna llena, nuestro original, meloso y romántico satélite toma el testigo y se convierte en el protagonista travieso de nuestras aventuras nocturnas. Con el lema “bajo la mirada de Tanit”, ofrecemos una programación estable de conciertos de música pop, jazz, blues, soul & funk, flamenco,… en un marco idílico para la diversión y la evasión de sensaciones exclusivas.

Como veis, nos gusta contaminarnos de cultura, materializar imposibles, aprender de veteranos y jóvenes creativos, damos cabida a lo homogéneo y lo heterogéneo, estamos locos o cuerdos, no sabemos…¡pasad, pasad! ¡sin miedo! ¡sois bienvenidos! El Castillo Sancti Petri es vuestro escenario y vuestro patio de butacas.