Castillo Sancti Petri | Talleres de Astronomía
349806
page-template-default,page,page-id-349806,eltd-cpt-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Talleres de Astronomía

Si observar el cielo siempre fue cautivador, hacerlo desde uno de los templos observatorios más antiguos del mundo occidental no tiene parangón. En colaboración con monitores especializados en astronomía, el Castillo Sancti Petri te ofrece la posibilidad de realizar diferentes talleres astronómicos para deleitarte bajo el manto de estrellas que cubre las noches del cielo gaditano.

La teología solar de origen cananeo, y concretamente la relativa al gadirita dios Melqart, está vinculada con la observación de los ciclos anuales, coincidentes con las estaciones del año, solsticios y equinoccios, y su ritual comprendía una serie de ritos de muerte y resurrección cíclicos anuales, coincidentes con estos hitos solares. Así, el nacimiento del dios podía fijarse en torno al solsticio de invierno; y su vida, por tanto, desde este momento hasta que de nuevo la luz empieza a decrecer frente a la oscuridad, lo que acontece en el solsticio de verano. Otros hitos teologales se regían por criterios lunares, siendo la luna de octubre la que inauguraba el año en la Siria cananea y en el mundo fenicio; y el día de la Luna, en su fase Nueva, más cercana al equinoccio de primavera cuando se celebraba la Égersis o Resurrección del dios Melqart. Estos hitos son celebrados en el Castillo Sancti Petri con diversas actividades, como observaciones de puestas de sol y talleres de arqueoastronomía.

 

 

Cada año, las lluvias de estrellas llegan fieles a su cita. Durante los días de más intensidad, te proponemos que abandones la ciudad, donde más contaminación lumínica existe, y te vengas al Castillo Sancti Petri, en la isla homónima, a contemplar este espectáculo universal. La primera lluvia de estrellas interesante que nos ofrece el año son las Cuadrántidas, a principios de enero, cuyo máximo es el 3 de enero, en las que habrá buenas condiciones de observación. Las Líridas tendrán su máximo el 22 de abril, una lluvia de actividad media-baja que se podrá observar bien porque la Luna se encontrará muy próxima a la fase de Nueva. Las Eta Acuáridas y las Ariétidas tendrán su máxima actividad el 5 de mayo y el 7 de junio respectivamente, aunque no serán muy visibles porque la Luna estará muy cercana a su fase de Llena. En pleno verano, concretamente el 28 de julio, llegarán las Delta acuáridas, con buena visibilidad gracias a la fase de la Luna, que se encontrará cercana a Cuarto Creciente. Las famosas Perseidas del 12 de agosto serán visibles antes de la medianoche, pues la Luna, cercana a su fase de Llena, no saldrá hasta 00,00 horas. El 21 de octubre llegan las Oriónidas y, el 17 de noviembre, las Leónidas, ambas con unas condiciones de cielo excepcionales. Por último, el 14 de diciembre, llegarán las Gemínidas, de gran intensidad y muy buenas condiciones para su observación. Durante todo el año, la observación de las lluvias de estrellas, irán acompañadas por un taller de astronomía y la observación, a través de telescopio, del cielo correspondiente.

 

 

El año 2017 nos trae dos eclipses lunares, uno parcial y otro penunmbral, aunque solo este último será visible en Europa el próximo 11 de febrero. ¿Te vienes?

Por último, desde el solsticio de verano al equinoccio de otoño, en las noches previas al sexto día anterior a la Luna, en su fase Llena, realizamos talleres de astronomía. El objetivo general de estos talleres es iniciar a los visitantes en el conocimiento de los principios básicos de la ciencia astronómica, incluyendo su historia, las diferentes disciplinas que la conforman, los últimos descubrimientos y su aplicación práctica a problemas cotidianos, que la población general no asocia directamente con las ciencias del espacio. Se pretende que los visitantes tomen conciencia del lugar que ocupamos en el Universo, mediante el conocimiento de los fenómenos astronómicos que, aunque estudiados sin recurrir a la física ni a las matemáticas avanzadas, tengan el rigor suficiente para entenderlos desde la perspectiva de la ciencia y sean asequibles a cualquier persona interesada en el tema.

Mediante la utilización de telescopios se observan fenómenos celestes tales como: la luna (con sus montañas, cráteres y valles); planetas (Saturno y sus anillos, Júpiter y sus principales lunas, etc.); cometas; objetos de cielo profundo como: nebulosas, cúmulos de estrellas (globulares y abiertos), lugar de nacimiento de estrellas (nebulosa de Orión) y galaxias.

En los meses de otoño, invierno y primavera, se incluye con las actividades astronómicas nocturnas un chocolate caliente y bollería casera; mientras que en las noches de verano, los talleres astronómicos forman parte del evento ASTRO&GASTRO, sirviéndose una cena previa a la actividad.

Todos los talleres de Astronomía se pueden completar con una visita diurna al Real Observatorio de la Armada de San Fernando, con la autorización previa de dicha institución.